Decoración de Casas Modernas

Decoración de Casas Modernas: El estilo oriental nunca pasa de moda. La energía positiva, la serenidad y la sabiduría de la cultura asiática son componentes que favorecen la ambientación del hogar, creando espacios elegantes, tranquilos, reflexivos.



Todos estos atributos fueron armonizados en esta casa de 1930 restaurada por la diseñadora Pamela Shamshiri, quien se inspiró en el estilo wabi-sabi de Japón, una estética sencilla, rústica, natural y de aspecto inacabado, pero fusionada con líneas bien modernas. Con creatividad y delicadeza, se logró un balance perfecto entre Oriente y Occidente, lo rural y lo urbano. Un espacio tanto para meditar en soledad como divertirse en familia y, sobre todo, redescubrir el encanto de la simplicidad. Incluso cuando se trata de una casa en medio de una gran ciudad como Los Ángeles.


La entrada


Lo primero que nos recibe es una escalera antigua (originaria de la casa en la década del treinta) restaurada con aplicaciones modernas. Allí se colocaron pequeñas plantas de interior, de acuerdo al espíritu naturalista del wabi-sabi. La paleta de colores también remite a la naturaleza, con un neutro color arena en piso y paredes. Los textiles artesanales del sillón combinan con la colorida alfombra. Una gran fotografía enmarcada da un toque vintage y urbano a la vez.



El comedor


El eclecticismo se apodera del comedor mezclando las líneas asiáticas de las sillas, el carácter contemporáneo de la escultural lámpara de techo, el alma clásica de la mesa y el espíritu vintage de la colección de cuadros y objetos étnicos, como sacados de un viejo baúl de tesoros. La alfombra geométrica impone la necesaria dualidad entre lo moderno y lo atemporal en sus rayas blancas y negras.



El living


Los colores térreos, las texturas desgastadas y los detalles cálidos componen un living concebido para relajarse. Las grandes dimensiones y la generosa luminosidad del salón permiten la integración armónica de muy diversos muebles y accesorios sin perder la sensación de amplitud. Los tejidos de almohadones y la gran alfombra aclimatan la habitación, enmarcando un enorme sofá esquinero, un sillón retro y una mesita de café moderna. Adornos naturales (vasijas de piedra, lámpara de macramé, flores y plantas) dan la nota wabi-sabi al ambiente.



Detrás de las puertas de madera se encuentran la televisión y el reproductor de música, que romperían la estética naturalista si se encontraran a la vista. Para los modulares se eligió madera rústica, con cautivantes detalles en azul.


La cocina


El calor de la madera es el protagonista de una cocina descomplicada, donde convive el sabor campesino con las líneas pulcras de la decoración moderna. Las sillas Eames aportan el matiz vintage de la decoración, que en sus detalles naturales nos recuerda a la deliciosa cocina oriental.



El dormitorio principal


Los atractivos tejidos artesanales de la entrada, el comedor y el living también tienen un sitio de privilegio en el dormitorio matrimonial, dando calor y color en la ropa de cama y las alfombras. El alma de oriente se hace presente en la cama de plataforma flotante, absolutamente relajante. Enriquecida con la tibieza de la madera, la habitación se completa con mesitas de noche bien simples, un sillón retro, paredes en color natural y una gran ventana hacia un jardín de bambúes.





El dormitorio infantil


La estética wabi-sabi continúa también en el cuarto infantil, ambientado con colores suaves, delicados tejidos y muebles sencillos. La cama cucheta deja mucho espacio libre para jugar.



El baño


La suave madera del baño nos transporta a un ambiente de relax típicamente japonés. Las líneas puras juegan con los colores naturales en la zona de lavabo y en la imponente bañera junto a la ventana.




El patio


Desde casi todas las ventanas del hogar se puede ver este luminoso patio, escenario de juegos y reuniones. Las rocas y piedras se inspiran en los jardines japoneses, mientras que el diseño con escalones otorgan asientos extra cuando hay muchas personas disfrutando la sombra de los árboles. Sillas de mimbre dan el tinte informal y campestre perfecto.



También te Recomiendo Ingresar a:


Deja un Comentario